Viajar y recorrer el mundo se ha convertido en una de las formas más demandadas de ocupar el tiempo libre de los hombres y las mujeres de hoy. No cabe duda que se ha producido una “democratización” del turismo global y que destinos que hace unas décadas estaban reservados para unos pocos, en la actualidad el aluvión de viajeros de todos los orígenes se ha convertido en un fenómeno generalizado. Este modo masivo de viajar y de visitar tiene consecuencias no tan positivas para el medio ambiente.

La relación del turismo con el ambiente es compleja e implica muchas actividades que pueden tener efectos ambientales adversos. Muchos de estos impactos están ligados a la construcción de infraestructuras como son: los caminos y aeropuertos, las instalaciones turísticas, incluyendo resorts, hoteles, restaurantes, tiendas, campos de golf y puertos deportivos. Los impactos negativos del desarrollo del turismo pueden destruir gradualmente los recursos ambientales de los cuales depende.

Por otra parte, el turismo tiene el potencial para crear efectos beneficiosos sobre el medio ambiente al contribuir con su protección y conservación. De esta manera se crea una consciencia a favor de los valores ambientales que puede servir como herramienta para financiar la protección de áreas naturales y para aumentar su importancia económica.

Cristina Vilá Maré, directora AGROTRAVEL, TURISMO RESPONSABLE, profundizará en torno a esta cuestión el sábado 12 de marzo con la ponencia “Turismo responsable y sostenible. Utopía o realidad”. En su intervención reflexionará sobre lo necesario que es repensar nuestras acciones para reducir el impacto negativo que la actividad humana ocasiona sobre el Planeta y el turismo como parte cada vez más importante de este impacto. Por eso en esta ponencia veremos cómo los destinos, las empresas y los viajeros pueden influir con pequeños gestos y conseguir que el turismo responsable sea una realidad.

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This